9/12/2016

Reseña: Seis de Cuervos, de Leigh Bardugo


Título: Seis de Cuervos
Autor: Leigh Bardugo
Editorial: Hidra
Año: 2016
Páginas: 544
Precio: 19 €



Sinopsis
Ketterdam: un desbordante foco de comercio internacional donde todo se puede conseguir por el precio adecuado, como bien sabe el prodigio criminal Kaz Brekker. A Kaz le acaban de ofrecer la oportunidad de llevar a cabo un gran robo, un arriesgado golpe que podría hacerle más rico de lo jamás se ha atrevido a imaginar en sus sueños más salvaje. Pero no podrá llevarlo a cabo por sí solo: tendrá que reclutar a un peculiar equipo formado por un convicto, una espía, un pistolero, una Grisha, un ladrón y un fugitivo. Aunque ellos no lo saben, llegado el momento los miembros del grupo de Kaz serán los únicos capaces de salvar el mundo de la aniquilación total. Bueno, lo serán si no se matan entre ellos primero.

Opinión personal
Voy a dividir la reseña en dos partes. Primero hablaré del libro en sí mismo, de la trama y los personajes, y luego dedicaré unas líneas a la edición.

Seis de Cuervos es uno de los libros que he esperado leer con más expectación. Lo que ahora todo el mundo llama hype, vaya. Todas las reseñas y opiniones que leía sobre él, incluso las de quienes suelen ser bastante críticos e incisivos, situaban la obra de Leigh Bardugo por las nubes. Esto entraña un peligro claro: las expectativas, que en la mayoría de los casos suelen defraudar.
Con Seis de Cuervos no me he sentido defraudado, me ha gustado mucho, pero no ha entrado en el Olimpo de mis libros preferidos (el libro es bueno, buenísimo, pero el Olimpo es coto privado de unos pocos dioses).
Seis de Cuervos narra una historia oscura y cruda protagonizada por un grupo de seis personas de lo más sórdido: un ladrón, una espía, un jugador pistolero, una bruja (Grisha), un convicto y un fugitivo. A todos ellos les une un avaricioso objetivo: el de colarse en la fortaleza más segura del mundo y salir de ella con algo que está allí encerrado. ¿La recompensa? Se harán asquerosamente ricos. Millones de kruge bien valen arriesgar su vida.

Este es uno de esos libros en los que es mejor que el lector se enfrente a él con la menor información posible para que nada deje de pillarle por sorpresa, así que no voy a revelar nada más sobre la trama.

El mundo tejido por Bardugo es complejo y rico y la autora logra mostrarlo con claridad. Por ejemplo, el escenario en el que se desarrolla el principio del libro es una ciudad llamada Ketterdam, inspirada en Amsterdam, una urbe comercial surcada por canales, con unos bajos fondos a los que es mejor no acercarse pero a los que todo el mundo acaba siendo atraído. Yo, que no he leído la trilogía Grisha, he captado los matices del mundo, de los estados que lo componen y de los pueblos que lo habitan. Con esto quiero decir que podéis leer el libro sin haber leído la trilogía previa ambientada en el mismo mundo. Supongo que habré pasado por alto algunas referencias, pero he disfrutado el libro de todas maneras.

Para mí la gran virtud de Seis de Cuervos se encuentra en sus personajes, sobre todo los cinco que cuentan con capítulos propios. Bardugo va dando pequeñas pinceladas sobre su pasado, sobre sus historias, a lo largo de las páginas, a cuenta gotas, consiguiendo despertar en el lector la curiosidad por saber qué diantres ha llevado a esos personajes a ser como son. Son profundos, han sido moldeados a conciencia, y creo que son el principal motivo para que os hagáis con esta obra. Seis de Cuervos es un libro que recomendaré a menudo por Kaz, Inej, Jesper, Nina, Matthias y Wyllan. Ellos son el corazón de una historia que, además, presenta intrigas, giros y muchas —muchas— confabulaciones.


Ahora llega el turno de hablar de la edición. Lo primero es lo primero: la estética del libro es asombrosa, de tapa dura negra por fuera y roja por dentro, con los bordes de las páginas también negros, y detalles en las páginas y en los inicios de los capítulos que encajan a la perfección con el tono de la obra. Le doy un diez a la edición estética del libro. Pero siempre hay un pero. El exterior es espléndido pero el interior, el contenido, parece no haber sido editado con el mismo mimo. Me explico: a lo largo del libro hay multitud de pequeños fallos, deslices como una letra de más, un artículo equivocado, un guión mal puesto, una palabra repetida… Detalles que me hacen pensar que quién revisó el libro no lo hizo con la atención que merecía una historia como esta. Aproximadamente a mitad de la obra decidí fijarme bien en estas erratas y puedo decir que encontré como mínimo una en casi todos los capítulos desde la mitad hasta el final (algún capítulo quedó intacto). Algún que otro error es comprensible, pese a revisar cien veces siempre hay algo que acaba colándose. Pero aquí estamos hablando de decenas de errores, tantos que no entiendo como nadie se dio cuenta antes de publicar el libro. Esto es algo que no he visto que ninguna reseña u opinión señalara, y a mí me ha sorprendido bastante. Espero que la próxima edición de Seis de Cuervos cuente con una revisión profunda que arregle estas pequeñas cosas que, pese a no fastidiar la historia, sí que la hacen un poco más fea.


7 comentarios:

  1. ¡Hola! Tengo ganas de leer este libro, todos lo ponen por las nubes... pero me han recomendado leer antes la trilogía. Me encanta cuando los personajes están tan currados.
    Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ¡Los personajes son lo más! ¡Seguro que te gusta!

      Eliminar
  2. No tenía ningún interés en leer esta historia pero por tu reseña, creo que haré bien en darle al menos una oportunidad.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! La historia tiene mucha miga y los personajes son geniales. Oscuros, pero geniales. Si nos comentarás si al final le das una oportunidad.
      Besos!

      Eliminar
  3. Hola
    Desde luego que hablan maravillas de este libro, yo es que no suelo leer este género. Pero me alegro que lo disfrutaras.
    Besos. ^^

    PD. El de Megan como dije en mi post, no tiene nada que ver con lo leído hasta ahora de ella, te lo recomiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la recomendación, no tardaré en darle una oportunidad :)

      Eliminar
  4. He encontrado este artículo googleando "seis de cuervos erratas", porque dudaba que nadie más hubiera sido consciente del exagerado número de ellas. Aún añadiría otro fallo más que hacía que mis ojos llorasen e incluso llegaran a sangrar: el uso del subjuntivo. No sé si el traductor era hispanohablante, pero la repetición de este fallo me hizo dudarlo.
    Estoy de acuerdo con todo lo que aparece en el artículo.

    ResponderEliminar