9/08/2016

Trilogía El Mar Quebrado, Joe Abercrombie


Título: Medio rey (Half a king)
Autor: Joe Abercrombie
Editorial: Fantascy
Año: 2015
Páginas: 380
Precio: 18.90 €

Título: Medio Mundo (Half the world)
Autor: Joe Abercrombie
Editorial: Fantascy
Año: 2015
Páginas: 446
Precio: 18.90 €


Título: Media Guerra (Half a war)
Autor: Joe Abercrombie
Editorial: Fantascy
Año: 2016
Páginas: 446
Precio: 18.90 €





Opinión personal
Si estuviéramos contemplando el podio de los tres mejores escritores de fantasía en la actualidad (dejando a George R.R Martin al margen), éste lo ocuparían Patrick Rothfuss, Brandon Sanderson y Joe Abercrombie. Cada uno de ellos tiene un estilo definido, diferente y reconocible. En el caso de Abercrombie su estilo es su marca, su seña de identidad. La fantasía del escritor británico ha sido etiquetada como “Grimdark”. Es un tipo de fantasía oscura, repleta de violencia, cruda, y que ha puesto del revés todos los clichés que han ido reproduciéndose tras la larga estela de Tolkien.  

Joe Abercrombie es un autor audaz, socarrón y simpático (mirad la entrevista al final del texto para conocerlo en persona). Desde que publicó su primera trilogía (La primera ley), no ha dejado de escribir. Entre 2006 y 2012 se explayó en el mundo de La primera ley, escribiendo historias de personajes secundarios de la trilogía o presentándonos nuevos —y memorables— protagonistas.

Su fantasía estaba dirigida a un público adulto y Abercrombie nunca escatimaba en escenas de violencia, en diálogos malsonantes y en personajes de un cinismo tan enorme que podrían tocar la punta del Everest si se lo propusieran. Hasta 2014, cuando decidió hacer una pausa en el mundo de La primera ley y escribir algo dirigido a un público más joven. Según él mismo, escribir un libro para lectores jóvenes le supuso un reto, principalmente porque estaba acostumbrado a escribir auténticos tochazos y a un lenguaje poco delicado, hermoso en su brutalidad (por decirlo de algún modo). Se propuso dar forma a una trilogía de libros breves (ninguno excede las 450 páginas) y ambientarla no en un remedo de la Europa  occidental medieval, sino en un mundo de inspiración vikinga.
Así creó las tierras que encierran el Mar Quebrado.

Yarvi
Pero, tras todo este rollo que os he soltado sobre el autor, ¿qué hace diferente a esta trilogía? En primer lugar, el estilo narrativo de la trama. Los capítulos son cortos y suelen tener ganchos al final con los que te atrapa en la historia. La trama abunda en giros inesperados y, como en todas las obras de Abercrombie, uno acaba preguntándose quién es el bueno y quién el malo de la película. Tal vez la línea que separa a ambos sea muy fina… o muy difusa. Otro aspecto interesante de esta trilogía es que cada libro está protagonizado por un personaje diferente. En el primero, un joven príncipe tullido, con una mano atrofiada (de aquí lo de Medio Rey), destinado a la Clerecía, es víctima de una traición familiar que lo condena a forjar su camino de vuelta a casa desde la esclavitud. Se llama Yarvi y su inteligencia, taimada y afilada como un cuchillo, le permite sobrevivir a situaciones que ni un hombre entero podría superar. También hay que destacar el papel que se otorga a las mujeres en los tres libros. Como el propio autor ha confesado en alguna entrevista, con El Mar Quebrado quiso dar vida a un mundo en el que las mujeres tenían un peso propio, fundamental, en el funcionamiento sociopolítico y económico de sus países. El caso paradigmático lo encontramos en el primer libro, en la reina Laithlin, encargada del tesoro. Otro ejemplo lo encontramos en el segundo libro (Medio Mundo), en el que conocemos a Espina Bathu, la protagonista, una chica que quiere pertenecer a la élite guerrera de su país en un ejército dominado por hombres. En el tercer libro, por último, seguimos los pasos de Skara, una princesa que ve cómo destruyen todo lo que ama y, como consecuencia, acaba luchando por su dinastía como reina.

Los libros siguen un orden cronológico, pero el hecho de estar protagonizados por personajes diferentes permite al autor mostrar el mundo que ha creado con más amplitud, a través de ojos distintos (un príncipe tullido y sagaz, una guerrera sádica y una princesa inocente). Los protagonistas de los primeros dos libros son secundarios en el tercero, aunque tienen una importancia capital en el desarrollo de los acontecimientos.  

Espina en todo su esplendor
Además de los protagonistas, el elenco de secundarios es de una variedad considerable y no será difícil que el lector congenie con alguno de ellos. A decir verdad, tampoco será extraño que odie a unos cuantos. Lo que hace especial a Abercrombie es que pese a odiar a un personaje en la página 100, es probable que acabes queriéndolo en la 450. Lo que decía antes sobre el bien y el mal, vaya. Es demasiado habitual tildar a alguien como malvado cuando es tu enemigo, sin considerar muchas veces que, para él, tú también serás poco menos que el hijo de Satanás.

En definitiva, la trilogía del Mar Quebrado refleja a las mil maravillas a Joe Abercrombie. Si bien es cierto que el tono que utiliza es menos abrupto que en sus otras novelas (aunque sigue siendo mordaz hasta decir basta), la acción trepidante, las escenas de lucha y las batallas, siguen siendo uno de sus puntos fuertes. Pocos autores reflejan tan bien una pelea como Abercrombie.

Con estos libros ha conseguido llegar a un público más amplio sin perder su firma, sin dejar de ser Grimdark.  Y, para acabar de adobarlo, los diálogos son jodidamente alucinantes. Enhorabuena a Manu Viciano, traductor de la trilogía, por la parte que le toca. Para muestra, un botón:

«Un hombre blande la guadaña y el hacha —había dicho su padre—. Un hombre tira del remo y tensa el nudo. Sobre todo, un hombre sostiene el escudo. Un hombre resiste en su fila. Un hombre se mantiene firme junto a su compañero de hombro. ¿Qué clase de hombre es incapaz de hacer todo eso?». «Yo no pedí tener media mano», había respondido Yarvi atrapado en el mismo lugar de siempre, en la tierra yerma que se extendía entre la vergüenza y la rabia.
«Y yo no pedí tener medio hijo».


Sinopsis de Medio rey:
Yarvi, el hijo menor del rey, nació con una malformación en una mano que ha llevado a todo el mundo, incluso a su propio padre, a considerarlo «medio hombre». Por eso, en lugar de formarse como guerrero, al igual que el resto de varones de su estirpe, se ha dedicado a estudiar para convertirse en uno de los clérigos del reino. Sin embargo, en la víspera de la última prueba para ingresar en esta poderosa orden de sabios, a Yarvi le llega la noticia de que su padre y su hermano han sido asesinados. Él es el nuevo rey.
Pero tras una terrible traición a manos de sus seres queridos, Yarvi se encontrará solo en un mundo regido por la fuerza física y los corazones fríos. Incapaz de llevar armadura o de levantar el hacha, deberá afilar y agudizar su mente. Cuando se juntan a su alrededor una extraña hermandad de almas perdida, descubrirá que esos compañeros inesperados tal vez puedan ayudarle a convertirse en el hombre que quiere ser.




Entrevista de Martitara a Joe Abercrombie sobre la trilogía de El Mar Quebrado:



4 comentarios:

  1. Hola!!
    Me alegra que lo hayas disfrutado y te haya gustado (y qué suerte haberle podido entrevistar!!!!)
    Yo tengo ganas de leerlos, haber si me hago con ellos :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Son muy recomendables, hazte con ellos si puedes :) (¡la entrevista no es mía!)
      Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    pues esta trilogía no me llama especialmente la atención,
    no creo que pueda darle una oportunidad jeje
    Un abrazo ♥

    ResponderEliminar
  3. Hola! que espectaculares libros, me los tengo que leer muy pronto!
    jejeje bueno te agradezco que te hayas pasado por mi blog!
    ya te sigo
    saludo desde http://leerunlibroyalavezimaginar.blogspot.mx/
    Nos leemos!

    ResponderEliminar